En 1996, Bill Gates escribió (El Contenido es el Rey), un artículo en el que habla de la transformación que se vive desde la aparición de internet. Un resumen del mismo viene a decir que la industria que se centra en la producción pierde y perderá relevancia a lo largo del tiempo, por aquella otra que ha revertido su enfoque en ofrecer información y entretenimiento a los consumidores. Pero, ¿qué es contenido?, pues bien, 18 años después podemos decir que esto sigue siendo así, y no porque lo diga un gurú por aquellos tiempos como era Bill Gates, y Microsoft, sino porque así lo determina Google.

¿Qué es contenido?

¿Qué es contenido?

Que no te quepa la menor duda: Google es el que marca el camino; y punto. Google gestiona más actividad en línea que los dos siguientes motores de búsqueda juntos. Así que cuando se habla de que el contenido es el rey es necesario discernir qué es el contenido, puesto que en la red contenido son las imágenes, vídeos, audio, textos, y hasta el software puede llegar a serlo.
“Google cambia, evoluciona, modifica sus algoritmos; sin embargo se ha centrado en mejorar la experiencia de búsqueda y para ello premia a los sitios que ofrecen información de calidad”

 ¿Qué es contenido? ¿Cuáles son los factores esenciales para conseguir que nuestro contenido sean de valor y atraiga a nuestra audiencia? ¿

Entonces la ecuación resulta a priori sencilla, aumente el valor de su contenido, y aumentará el resultado. El Contenido es el Rey porque todo es contenido. Además, es un gobernante de un estado democrático; y esto es así, porque cualquiera puede generarlo, también se puede comunicar con un coste tendente a cero, las empresas pueden interactuar con comunidades según sus intereses y dar a las personas que las componen contenidos atractivos e interesantes, y la realidad más importante, y es que las personas hablan de las marcas, las valoran, en resumen, entablan conversación.